Transgénicos: desde la base

Una de las aplicaciones más importantes de las ciencias biológicas, es la utilización de la mismas para intentar suplir necesidades del ser humano. Por esta razón, la biotecnología se ha convertido en una protagonista principal en este abanico científico, en el que hoy en día el ser humano centra su interés tecnológico. Un área muy destacable, dentro de este mundo, es la ingeniería genética. Si te das cuenta, en estas líneas he hablado de diferentes términos, pero aún no he tratado el más conocido, y si, para que engañarnos, el más temido: transgénicos. ¿Sabemos en realidad, que es un transgénico? ¿Son tan peligrosos como nos cuentan? ¿Tienen algún tipo de ventaja?

Captura de pantalla 2017-07-18 a las 12.11.25.png

Antes de hablar de organismos transgénicos, o lo que es lo mismo organismos genéticamente modificados (OGM), creo que es importante situarnos. Y para ello, todo el mundo tiene que saber sobre qué estamos trabajando. Nuestro punto de partida: el ADN. Desde que Franklin y Wilkins elucidaran su estructura secundaria y posteriormente Watson y Crick propusieran el modelo más conocido en la historia de la biología moderna (La Doble Hélice de ADN), el ADN ha sido objetivo de estudio en todos los aspectos biotecnológicos de este mundo. No solo era importante estudiar su estructura secundaria, sino averiguar si era él, el responsable de transportar la información hereditaria de padres a hijos. Muchas han sido las aplicaciones del descubrimiento de la estructura de los ácidos nucleicos: desde comparar las secuencias de ácidos nucleicos de los seres vivos para taxonomía (la teoría de los 5 reinos de Whittaker queda un poco modificada después de esto) a intentar averiguar el patrón de herencia de diferentes enfermedades en los organismos vivos. El ADN, es la biomolécula de la herencia, que se encuentra en cada uno de los 23 pares de cromosomas de cada una de nuestras 1013 células, casi nada. En los cromosomas se encuentran unas estructuras que denominamos genes. Por tanto ¿qué es un gen?. Un gen es un fragmento de ADN que codifica para una cadena polipeptídica. Me explico, un gen es un “trocito de ADN” que contiene la información de una determinada característica. Por ejemplo, tus ojos pueden ser azules, negros, verdes… (rojos si eres un Targaryen). El color de los mismos no es más que una o un conjunto de proteínas que se expresan. Estas proteínas están codificadas, es decir se sintetizan a partir de un conjunto de genes. Esta es la idea de cómo funciona la vida.

Captura de pantalla 2017-07-18 a las 12.22.19.png

Bien, vamos al lio. Cuando hablamos de organismos transgénicos hablamos, insisto, de organismos genéticamente modificados. Son organismos que presentan un gen de otra especie distinta a ellos. Al leer esto probablemente te hagas dos preguntas: ¿Cómo es posible? ¿cuál es el fin?

Te intento solucionar ambas, en solo 3 minutos.

¿Cómo es posible introducir un gen de un organismos en otro de otra especie diferente? Verás, utilizamos técnicas de ingeniería genética. La idea es aislar el gen de interés, tratarlo químicamente, trasportarlo, a través de un vector de transferencia, y por último facilitar el medio para que nuestro organismo receptor incorpore este gen. La finalidad es hacer que el gen de un donador se introduzca en el genoma (conjunto de genes) del receptor. De esta forma, en el receptor se expresará una cualidad exactamente igual que en el donador, es decir se formará un proteína idéntica, y es aquí cuando habremos clonado esa proteína. Si, la hemos clonado, es decir hemos creado una idéntica en otra célula u organismo. ¿Qué pensabas, que cuando hablamos de clones solo valía para ovejas? Pues siento decepcionarte…

chiste2.jpg

¿Cuál es la finalidad? ¿Qué objetivo tiene todo esto? Como he dicho líneas arriba, la biotecnología soluciona problemas. Es decir, utilizamos las técnicas de ingeniería genética y de ADN recombinante para modificar genéticamente un organismo y que esta modificación nos ayude a obtener un producto. Al trasmitir la información genética de un organismo a otro de distinta especie, la biotecnología moderna ha eliminado las barreras de la biotecnología tradicional. Existen muchos ejemplos de organismos genéticamente modificados en agricultura y ganadería. Organismos, por ejemplo, que llevan genes de resistencia a diferentes especies parásitas, para favorecer el cultivo de los primeros.

Captura de pantalla 2017-07-18 a las 13.31.55.png

0012062.jpg

Además, la medicina y la industria farmacéutica también han utilizado la creación de organismos transgénicos para producir servicios. Un claro ejemplo de todo ello es la producción de industrial de insulina, utilizado una bacteria (Escherichia coli) para expresar este gen que procede del ser humano.

insulinatransgenica.gifPor otro lado utilizamos organismos que gracias a sus genes transferidos, son capaces ayudar a remediar diferentes problemas ambientales, en técnicas de biorremediación. Elaborar cultivos trasgénicos para hacerlos idóneos en zonas donde los problemas de malnutrición y desnutrición son demasiado importantes, es una de los proyectos más ambiciosos  en  dónde la utilización organismos genéticamente modificados es más que una realidad.

oilspillbioredmediation.jpg

Son muchas las objeciones que hoy en día se marcan en el uso y manipulación genética de seres vivos. Grandes corporaciones que asocian el consumo de productos genéticamente modificados con enfermedades que desahucian al ser humano. Por otro lado, se achaca el uso de transgénicos a la pérdida de biodiversidad de especies, ya que las especies modificadas genéticamente podrían invadir el hábitat y ocupar el nicho ecológico de otras especies.

La primera, demagógicamente poco real. Es decir, la probabilidad de que un organismo transgénico “provoque” una enfermedad como el cáncer es exactamente igual que un organismo no transgénicos tras su consumo. La segunda, tan real como la modificación de especies sin utilizar técnicas de ingeniera genética, por ejemplo cambiando el hábitat de una especie por otro sin considerar las consecuencias que esto conlleva. Como ves, muchas veces es una cuestión de intereses…

food-hunger-children.jpg

El ser humano, tiene y ha tenido la peculiaridad de modificar el medio en el que vive, para bien y para mal. Desde el inicio del desarrollo de actividades agrícolas y ganaderas, hemos manipulado especies para obtener de ellas un beneficio. Estas especies,  con el paso de los años, han ido cambiando. Por tanto, de una manera directa, hemos modificado el medio que nos rodea hábilmente, justo de la misma forma que lo hace la biotecnología moderna. Utilizando técnicas de ingeniería genética transformamos el medio que nos rodea y los recursos que nos ofrece, de igual manera que los hombres y mujeres más antiguos solían hacer. Solo hay una diferencia, los métodos que se utilizan hoy en día están mucho mas controlados para evitar causar daños en el medio ambiente.

Por otro lado, recurrir a la ingeniería genética y la utilización de transgénicos como la panacea que puede solucionar los problemas del mundo, es utópicamente ambicioso e hipócrita. Solo hace falta una cosa, ver a esta técnica como una alternativa más, altamente beneficiosa y regulada. Potenciar todos lo avances en investigación y hacerlos visibles en productos que ayudan a suplir necesidades, muchas veces básicas. Ser realista, en definitiva…

 

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Curiosidades. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s