Hacia la escasez global de agua dulce

Para muchas naciones industrializadas, el agua dulce es un bien abundante y a menudo infravalorado. Los escenarios desérticos que en las películas de la saga de ciencia-ficción Mad Max reflejan la decadencia de una civilización industrial sumida en el caos y atenazada por la escasez del agua, son lo primero que a mucha gente le viene a la mente al enfrentarse a la pregunta de qué pasaría si la sociedad industrializada sufriera una escasez generalizada de agua dulce. Obviamente, la desalinización de agua de mar podría resolver la papeleta, pero el coste del agua potable así obtenida aumentaría cuanto más tierra adentro hubiera de ser transportada.

El congreso “Agua en la Era Antropocena”, celebrado recientemente en Bonn, Alemania, culminó con una declaración impulsada por medio millar de científicos en la que se advierte sobre la necesidad de acometer importantes reformas para hacer un uso más responsable del agua dulce, ya que de lo contrario, según se alerta en dicha declaración, en el transcurso de una o dos generaciones, la mayoría de los 9.000 millones de personas que poblarán por entonces la Tierra estará viviendo de un modo u otro la problemática derivada de la escasez de agua dulce. Esta escasez, según los científicos, se podría mitigar en buena parte si se emprenden a tiempo las políticas adecuadas.

El congreso fue organizado por el GWSP (Global Water System Project) y su oficina internacional con sede en Alemania, alojada en el Centro de Investigación para el Desarrollo (ZEF) de la Universidad de Bonn. Contó también con el apoyo del Ministerio Federal de Educación e Investigación, en Alemania, y la Fundación Alemana para la Investigación (DFG).

En el congreso se puso de manifiesto que, tras años de observaciones, muchos expertos en el ciclo hidrológico creen que los sistemas de agua dulce de muchas partes del mundo están en condiciones precarias. Una mala administración de los recursos hídricos, la sobreexplotación y el cambio climático constituyen amenazas a largo plazo para el bienestar humano. Evaluar esas amenazas y reaccionar adecuadamente a ellas constituye un gran desafío para los hidrólogos y para las autoridades responsables de la gestión de los recursos hídricos.

agua dulce

Algunos de los datos que se esgrimen son impactantes.

– La humanidad usa un área del tamaño de América del Sur para sembrar sus cultivos, y un área del tamaño de África para criar ganado.

– Debido a la explotación de los pozos de agua, y la de los pozos petrolíferos, en las áreas costeras a poca altitud sobre el nivel del mar, extrayendo las aguas subterráneas y los hidrocarburos, dos tercios de los principales deltas de los ríos se están hundiendo. Algunos de ellos se hunden cuatro veces más rápido de lo que se eleva el nivel medio del mar.

– La evaporación causada por sistemas pésimos de irrigación reduce de modo preocupante el caudal de muchos ríos del mundo.

El término “Era Antropocena”, usado en el título del congreso, es un nombre cada vez mas empleado en la comunidad científica para referirse al periodo geológico iniciado cuando terminó la última era glacial, hace unos 11.500 años, y la humanidad inició una gran expansión por el planeta, comenzando asimismo a modificarlo a gran escala.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en BIO-GEO News. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s